Un día en el que todo nos sale mal

Hay que asumir que hay días que es mejor no salir de casa. Todo se pone en contra y nada sale bien.

Salimos 4 amigos a dar una vuelta, uno de ellos dice que conoce una ruta interesante y nos guiará. Pero poco a poco las cosas se tuercen y nada va como habíamos previsto.

Nada más empezar perdemos al guía y el resto quedamos huerfános de la ruta que se había pensado y nadie sabe continuarla correctamente.

Hay días que sales con los amigos, uno de ellos propone una ruta que dice que conoce y luego poco a poco las cosas se van torciendo y nada sale como esperábamos.

Todo ello aliñado con los ya conocidos toques de averías mecánicas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.