IV VintoroBike 2022 🚵🏻‍♂️

Un año más el Club Ciclista VintoroBike hace disfrutar de un día perfecto de mtb a más de 500 participantes, voluntarios, espectadores y colaboradores.

Club Ciclista VintoroBike

Desde que se abrieron las inscripciones en nochevieja justo después de las campanadas, ya nos dimos cuenta que los aficionados al mtb tenían muchas ganas de acudir a este evento. Las 500 inscripciones se agotaron en menos de una hora aun tratándose de la noche de fin de año con todas las celebraciones y felicitaciones que eso conlleva en esos momentos.

Este año las expectativas estaban puestas muy altas y el club de Toro no quería defraudar. En su cuarta edición se notaba en el ambiente que tras tanta pandemia sufrida todos queríamos reencontrarnos en un gran evento de este tipo con nuestros amigos. 

Los nervios en la cara de los aficionados se reflejaban en la recogida de dorsales al mismo tiempo que reflejaban alegría saludando a amigos con los que compartirían kms en bicicleta más tarde.

Los corredores tomaban posiciones en línea de salida en el arco de Runvasport junto al Bar Reyes Católicos al tiempo que por megafonía se daban los últimos apuntes organizativos.

El inicio de la ruta comenzó de forma neutralizada con un coche de la organización haciendo de guía por las calles de pueblo hasta que los bikers salieron del casco urbano y tomaron los caminos, donde la marcha tuvo un inicio de unos 7kms de pista para estirar el grupo que cada corredor se situase en su posición de carrera antes de entrar en el mar de senderos que vendrían por delante.

Viendo el perfil de la marcha ya los corredores se pudieron hacer una idea de que el desnivel que se iba a realizar en un continuo sube-baja sin descanso. No en vano, a ratos costaba encontrar un momento de descanso para beber en marcha.

El recorrido de esta cuarta edición del VintoroBike no dejó indiferente a nadie. Se enlazaban senderos con rapidez, muy limpios en el suelo, con curvas cerradas y estrechas entre la vegetación. Un disfrute exigente.

    

Los kms pasaban y a la altura del km 30 los corredores paraban a repostar fuerzas en un avituallamiento en el que podían decidir entre Ruta Larga (70kms 1500D+) o Ruta Corta (45kms 900D+).

En general se puede decir que es una prueba exigente físicamente ya que entre tanto sendero de sube-baja se van sumando los metros de desnivel sin aparentar ser tantos mientras se va en ruta.

Una vez realizado el gran grueso de los kms y desnivel, a los bikers les quedaban 2 tramos de los más identificativos de la marcha. El penúltimo escaño es la senda aledaña al río Duero con un trazado muy vistoso y colorido de 2kms .

Para poner el broche a esta ruta los participantes tenían que ascender desde la parte baja del río hasta la meta que se entraba en la Plaza de la Colegiata. Una subida empedrada de 700 metros con 90 metros de desnivel llena de los ánimos de los espectadores. 

Una vez todos los corredores llegaron a meta se llevó a cabo una multitudinaria comida en el Polideportivo Municipal. Patatas con carne, fruta, vino, cerveza, café y hojaldres para que nadie se quedase con hambre. Todo ello amenizado con la entrega de trofeos y sorteo de regalos para redondear una marcha mtb que cumple las grandes expectativas que había creado. Un aplauso al Club Ciclista VintoroBike.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.