Vuelta a Ibiza BTT 2022

La Vuelta a Ibiza BTT es una carrera por etapas con un encanto diferente. El ambiente que rodar en una isla como Ibiza no lo encontrarás en otro sitio. Sin duda, una experiencia ciclista muy positiva.

El viaje de ida hasta la isla de Ibiza ya se puede considerar una etapa más. Hay gente que viaja en avión pero la mayoría de los participantes se decanta por la opción de llevar sus bicis y su coche en ferry desde los diferentes puertos de la península.

Mencionar que la organización oferta packs de alojamiento con viaje de ferry incluido para los participantes. De ese modo todo se hace de una forma más fácil.

No obstante, los atascos por las carreteras españolas en plena semana santa son un factor muy a tener en cuenta para no llegar tarde a la hora de salida de los ferrys. Nosotros llegamos justitos.

La primera etapa es una muy buen toma de contacto con el terreno ciclista que ofrece. En este caso la primera etapa tenía salida en el puerto de Ibiza y llegada en el pueblo de San Antonio. 

Un total de 63kms con 1600D+ con unas rampas con los porcentajes de subida más duros de esta Vuelta Ibiza con especial mención para una subida de asfalto con un porcentaje que casi llegaba al 30%.

    

 

Gracias a la buena relación que tenemos con los chicos de Nutrinovex tuvimos su apoyo a la hora de planificar nutricionalmente la carrera. Tanto con la suplementación que llevaríamos en carrera como en las comidas de los días previos a una carrera por etapas.

    

 

La etapa 2 era en este caso la considerada como la etapa reina de las tres. Por su recorrido, kilometraje y desnivel. 

Una etapa maratón que hizo un día muy exigente con altas temperaturas, muchos kilómetros de subida y alguna trialera que puso las exigencias a los bikers más técnicos.

Con comiendo en el pueblo de Santa Eulalia y final en San Antonio, esta etapa para nuestro parecer sin duda fue la más dura de las tres.

    

 

La última etapa tenía fue de forma circular con salida y llegada en el puerto de San Antonio. Una etapa no tan larga como las anteriores y con muchos más senderos para disfrutar. 

A nuestro parecer fue la mejor de las 3 etapas con senderos más cerraditos y sinuosos además del paso por las calas de isla que le daban un encanto especial a la etapa. 

Llegada a meta a una hora más prudencial que los anteriores días para cerrar con un gran fin de fiesta en meta con barbacoa, música y la celebración de todos los finishers. 

Como valoración final diremos que es una experiencia que hay que hacer al menos una vez. Sin duda esta Vuelta a Ibiza tiene muchas cosas que la hacen especial y por las que merece la pena ir. El ambiente, los paisajes, la increíble logística de la organización y el encanto de llevarlo todo a cabo en una isla como Ibiza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.