Ruta Vetona 2021

En la localidad salmantina de Béjar se llevó a cabo la llamada «Ruta Vetona» o también conocida como «Los 100 de Bejar«, reuniendo a casi 1500 participantes en las diferentes modalidades deportivas que se celebraron. Todos estos participantes se dividían entre marchas btt y carreras trail de corta y larga distancia.

Los diferentes recorridos y distancias partían y llegaban del Recinto Ferial «La Thesa» con varias pasos intermedios por este punto en las distancias largas tanto de mtb como de carrera trail a pie.

     

 

La buena y gran noticia es que se llevase celebrase una carrera tan multitudinaria en estos tiempos covid. Todo ello con salidas de grupos de forma escalonada para evitar las aglomeraciones en la medida de lo posible.

Lo mejor sin duda de esta marcha es el entorno natural que rodea a Béjar y por el que discurre la carrera. Interminables sendas, senderos y caminos. Todos ellos con un toque muy característico marcado por piedras y calzadas romanas sin olvidar la subida al monte Peña Negra, el paso por la senda junto al Río Cuerpo de Hombre, paso por el bonito pueblo de Candelario y por el majestuoso castillo de Montemayor del Río.

El total del recorrido largo de 100kms se podría subdividir en 3 circuitos con origen el citado recinto ferial de la localidad salmantina. 


El primero de los circuitos era sin duda el más rápido y rodador con medias de velocidad muy altas que más tarde se verían mermadas por el resto de carrera.


El segundo circuito se vería marcado por el ascenso al monte Peña Negra por una larga pista ancha y un descenso muy inclinado con un firme muy suelto que nos llevaría a una zona de sendas más sombrías.

El tercer circuito tiene como gran característica la primera senda junto al río Cuerpo de Hombre, la más rápida y bonita de la marcha. Más tarde todo quedaría marcado por la larga bajada de piedras, sin duda el tramo más técnico que desembocaba con vistas al castillo de Montemayor del Río.

Como punto negativo de la prueba hay que mencionar el caos que se formaba en los diferentes pasos por el centro de Bejar. Un pueblo con mucho tráfico, gente queriendo hacer su día a día y todo ello alterado por una mañana de corredores y bicicletas atravesando las calles provocando momentos de tensión entre la gente que por momentos casi desembocada en choques, atropellos o caídas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.